Cita

C14

… la asociación, no la sociedad. No se trata aquí de una cuestión terminológica, sino de una cuestión sustancial de ideas, de cosas. Decir sociedad es decir una abstracción, es enunciar un principio, un concepto; es perfilar un fantasma… En cambio, decir asociación equivale a afirmar un hecho: el hecho del humano asociarse… «Una asociación que se cristaliza en una sociedad —entiéndase en un ordenamiento político— deja de existir como asociación, pues asociación significa un incesante reunirse de los hombres entre ellos». Ergo: si la sociedad se constituye, la asociación muere, mi individualidad desaparece, esa individualidad que quiero custodiar celosamente…

— Cesare Enrico Aroldi, “La esencia del anarquismo”, Sonzogno, 1910, p. 28 (trad. propia).

2 comentarios en “C14

  1. Desde la ignorancia voy a hacer un comentario. Pero más que un comentario, es una pregunta abierta. En la cita se habla de una distinción entre concepto y hecho sustentado por unas palabras. Lástima, pero el lenguaje se da gracias a la construcción de conceptos. Y para mí, en verdad, tanto “sociedad” como “asociación” no son más que conceptos. Del mismo modo que lo es esa “individualidad”. En fin, la cita me parece un intentar arremeter contra algo fundamentándose en una ocultación de la verdad apuntando a un simplismo radical. Pero seguramente estoy equivocado, dada mi ignorancia, por eso, repito, esto es más una pregunta que un comentario.

    Me gusta

    • Estimado Onofre:

      En primer lugar, pienso que toda cita única y aislada es siempre más un pretexto, un motivo para lecturas y pensamientos ulteriores, que un texto, una argumentación completa y en alguna medida resistente o indubitable. Es decir, en principio, falta su contexto; algo esencial para completar y no simplificar su sentido. Pretender hallar completitud en una cita como esta, quizá, sea, del mismo modo, otro simplismo; eso sí, perfectamente entendible por la probable ignorancia que, como dices, lo acompaña.

      En segundo lugar, quede claro que las citas aisladas que voy compartiendo no son ni demostraciones ni argumentos de tesis o posicionamientos personales, sino partes de textos más amplios con los que pretendo generar motivos para la reflexión, y aportar posibilidades de lectura posterior; y, para mí, este diálogo es un buen ejemplo, que me alegra. He reconocer que, en la selección operada, se dan y darán siempre elementos discrecionales y preferenciales; en mi caso, no pretendo que sea de otra manera.

      En tercer lugar, gustoso voy a intentar aportar algo de información sobre ese contexto faltante de la cita. Se trata de una breve cita de unas palabras del intelectual italiano Cesare Enrico Aroldi en su ensayo, expositivo y divulgador, “La esencia del anarquismo” (1910) sobre una parte de la filosofía de Max Stirner en “El único y su propiedad”. Dada la naturaleza breve del ensayo (64 p. en la ed. original), y no siendo el único autor “anarquista” de que trata (aunque sí del que se ocupa más ampliamente), sus palabras tienen los defectos, y las virtudes, del resumen, por lo que, inevitablemente, las argumentaciones completas, detalladas, y las dudas, mejor será ir a buscarlas, o resolverlas, en, y a través de, la lectura directa de las obras del protagonista de que se trate, en este caso la obra citada de Max Stirner. Por cierto, una obra en mi opinión genial y que tiene la virtud de no dejar indiferente a ningún lector, sea en el sentido que sea. Con todo, la exposición de Aroldi en estas líneas me parece suficiente, clara y precisa a fin de comprender, no diré compartir, el razonamiento expuesto (y, a su vez por Aroldi citado) de Stirner. Aroldi advierte que el sentido del argumento stirneriano que describe no es “una cuestión terminológica”, de palabras, de lenguaje; no se trata de contraponer dos conceptos abstractos, ‘sociedad’ y ‘asociación’, sino de remitirnos a su contenido factual o de hecho y es ahí dónde prefiere hablar de asociación y no de sociedad, en tanto el primero remite al constante y efectivo actuar, cambio, reaccion, colaboración, oposición…; remite al verbo, al proceso, de asociarse, cosa que no encontramos en el concepto de sociedad sin caer a hablar, en realidad, de asociación. Por otro lado, y desde el punto de vista del actuar concreto de cada cual, es más adecuado hablar de asociación libre de individuos, del asociarse, que de una sociedad abstracta, sobregeneralizante y niveladora de individuos, aquí ya, abstractos y generales. Con esto espero aportar algo más de luz sobre la posible lógica, sentido y contexto de la cita, o mejor “metacita” de Aroldi, en cualquier caso, si así no fuese valga lo dicho en los dos párrafos anteriores, y, como no, la libertad de, simplemente, rechazarla, criticarla, y de opinar sobre ella lo que se quiera.

      Le gusta a 1 persona

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s